Tras la llegada a Guatemala, nos trasladamos al lago Atitlan, lugar alrededor del cual comenzaron a surgir pequeños proyectos dedicados a la salud y trabajo personal.

Contacté con The Seed (Atitlan, Guatemala), comunidad holística, y ahí pude desarrollar folletos, newsletters, cartelería y contenidos web acerca de todas sus actividades, cursos y visitas turísticas.

THE SEED